El problema del hacinamiento de pateras en Arguineguín se traslada a Arinaga

El problema del hacinamiento de pateras en Arguineguín se traslada a Arinaga

Mogán 24-09-2020 Noticias


Pasado el mediodía Salvamento Marítimo ha movilizado el remolcador Miguel de Cervantes para trasladar las pateras y cayucos que desde el pasado mes de julio se venían acumulando en el Muelle de Arguineguín, una situación que la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, había comunicado hasta en cuatro ocasiones mediante misiva a la Delegación del Gobierno en Canarias. La edil cuestiona la eficacia esta medida, pues no considera sea la solución que pueda acabar definitivamente con la problemática del hacinamiento de embarcaciones irregulares.

“¿No es más fácil lo que hizo Puertos Canarios S.A en julio cuando demolió las pateras en el propio muelle? se pregunta la alcaldesa refiriéndose a la actuación llevada a cabo por la entidad concesionaria del puerto,con la colaboración de la propia Bueno, para la retirada de las embarcaciones acumuladas, 28 en ese momento, y la desinfección del dique.

La primera regidora moganera no confía en que el traslado de las pateras del Muelle de Arguineguín a otra zona de la isla o archipiélago porque, según ha señalado “es como pasar el problema de un lugar a otro”. A esto le añade la incertidumbre de qué sucederá con las siguientes pateras y cayucos que lleguen al puerto del municipio. Sin ir más lejos, Salvamento Marítimo arribó a Arguineguín con una nueva embarcación en la que viajaban 43 personas poco después de las 15:00 horas, al mismo tiempo que el buque Miguel de Cervantes cargaba en su popa otras 42, las acumuladas en poco menos de dos meses.

Para Bueno, esta medida “demuestra la falta de acción y descoordinación por parte de la Delegación del Gobierno”, órgano que considera en la gestión de la crisis migratoria ha actuado “a base de improvisación”. Con el traslado de las pateras el Muelle de Arguineguín estará libre de estas embarcaciones, aunque solo el tiempo que tarden en arribar las siguientes de las que desconoce si serán retiradas de forma inmediata, opción que parece improbable, o continuarán acumulándose en el puerto.

El hacinamiento de pateras y cayucos en el Muelle de Arguineguín comenzó a intensificarse en septiembre de 2019. Tan solo un mes después Bueno ponía la problemática en constancia del Delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, al que solicitó en primera instancia que el órgano que preside asumiera las competencias en la retirada de barcos y cayucos, así como también la ostenta en el traslado a puerto de los migrantes que llegan a nuestras costas y en la atención sanitaria y humanitaria que estos reciben.

Tras confirmar la Abogacía del Estado que la gestión de la retirada de pateras y cayucos de los muelles canarios le compete a la Delegación del Gobierno, Pestana comunicó a la alcaldesa moganera a finales del mes de julio que ultimaba un protocolo de actuación que acabaría con la acumulación de embarcaciones. Para entonces, el 1 de enero se había producido un incendio en el puerto de Arguineguín que calcinó las pateras y cayucos, y las hacinadas a partir de esa fecha y hasta el mes de julio, como ya se ha mencionado, fueron destruidas.

El Delegado, en su visita al muelle de Arguineguín hace unas semanas, pudo presenciar el hacinamiento estas embarcaciones, que además de dificultar la maniobra de los barcos en el puerto, resta espacio para las tareas habituales que realizan los pescadores, genera un riesgo para la seguridad de las personas y bienes de su alrededor y provoca una imagen negativa de la zona.

La próxima semana la alcaldesa presentará en el pleno municipal una moción para instar a la Delegación del Gobierno en Canarias a tomar las medidas necesarias para una retirada inmediata y urgente de las pateras del territorio moganero.